¿Minority report o elBulliLab?

¿Minority report o elBulliLab?

Cuando nos dijeron que cabía la posibilidad de que en un par de meses tuviéramos una máquina de ese calibre en elBulliLab, todos los integrantes del equipo de Talentum quedamos de lo más impresionados e impacientes. No sabíamos muy bien lo que era ni lo que hacía, pero por lo poco que nos habían podido explicar, estábamos impacientes por conocer más. Hasta que una buena mañana nos mandaron por correo una presentación en la que se explicaba con todo lujo de detalles en qué consistía aquella incógnita.

Ferran quería saber lo que opinábamos de ello. Estamos hablando del proyecto de VolvoxLabs [VVOX] y Microsoft, un espacio funcional en simplificar el proceso de almacenamiento de información y, al mismo tiempo, una herramienta que ayuda a fomentar el proceso de creatividad colaborativa y el compartir conocimiento dentro de un equipo.

Máquina Microsoft elBulliLabProyección Cinética

Lo primero que hicimos, pues, fue estudiarnos la presentación de cabo a rabo para dar nuestro feedback sobre cómo todo aquel monstruo tecnológico se podía aplicar (o no) en el día a día de elBulliLab. Fue unos días después cuando vino desde Madrid un equipo de Microsoft a presentarnos en persona aquel proyecto casi faraónico. Como ya teníamos cierto conocimiento de causa, fuimos invitados a la reunión, en la que pudimos expresar nuestra opinión enfrente de los ponentes, que lograron convencer a Ferran para que aquel engranaje se pusiera en marcha lo antes posible.

Tras todo esto, empezaron las obras de montaje, durante las cuales ciertos miembros del equipo han hecho el seguimiento de tareas, tales como comprobar si el material que llegaba estaba bien, montar mobiliario, integrar la maquinaria, configurar y testear el software, montar el servidor…

Además, desde Talentum creamos una planificación ficticia de cómo podría ser un día de interacción con el proyecto, pensando las distintas actividades que los diversos equipos y departamentos de elBulliLab podrían realizar en los diferentes espacios del proyecto.

Planificación Microsoft

Y ahora nos queda la parte más divertida de todas: ¡empezar a trabajar cual Tom Cruise en la película Minority report!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *