No es blanco, no es negro: es elBulliLab

No es blanco, no es negro: es elBulliLab

Septiembre, ese mes que nos devuelve a la realidad y nos dice “¡eh! Tú tienes unas obligaciones que cumplir…”, ha llegado. Y aquí nos tenéis: de nuevo en elBulliLab, trabajando para aportar lo mejor de cada uno. Esperamos que no nos hayáis echado mucho de menos… Si hay algo que solo podrá decir el equipo de Talentum elBulliLab 2015 es que estamos viviendo en primera persona el primer año de vida de este espacio en el que la pasión y la creatividad se juntan para crear cosas alucinantes. Sí, somos los primeros. Y llegar los primeros tiene sus ventajas, pero también alberga algunos inconvenientes. Nada es blanco o negro y elBulliLab no iba a ser diferente. El cambio de restaurante a fundación ha hecho que se tengan que repensar muchas cosas. La metamorfosis de elBulli no ha sido moco de pavo. De hecho, no tengo claro si la frase anterior debería estar escrita en pasado o en presente, porque a día de hoy aún hay muchas cosas que están en proceso de cambio y construcción. ¿Y esto qué significa? Caos. Si nos preguntáis qué estamos haciendo o qué es elBulliLab, no siempre vamos a saber contestaros, porque nosotros nos lo preguntamos día a día. Y es que no estamos hablando de un restaurante, sino de algo superior, que abarca mucho –no os hacéis una idea de cuánto- y cada día más. Y hoy está claro algo que mañana no lo estará y viceversa… Vaya, que es un caos. Cuando os decimos que se trata de un espacio de work in progress, no es en vano. Sabemos lo que estamos...
¿Aceptamos “innovación” como animal de compañía?

¿Aceptamos “innovación” como animal de compañía?

Actualmente, utilizamos la palabra “innovación” prácticamente como si se tratara de un comodín. Es  un término que queda muy bien, así que, casi sin darnos cuenta, lo insertamos en cualquier momento en el que queremos otorgar relevancia a nuestras palabras. Y aunque sería fantástico que todo pudiera ser innovador, la realidad es que si todo lo fuera, nada lo sería. Entonces, ¿cuándo podemos hablar realmente de innovación? ¿Qué es aquello que puede ser calificado de innovador? Según la Real Academia Española, “innovar” es “mudar o alterar algo, introduciendo novedades” o “volver algo a su anterior estado”. El segundo significado es muy interesante. En un primer momento, nos puede parecer completamente opuesto a lo que entendemos normalmente por innovar,  pero la realidad es que la innovación está completamente relacionada con los antecedentes de aquello sobre lo que queremos innovar. De hecho, Ferran Adrià siempre dice que si no investigas, si no profundizas en los orígenes y la evolución de aquello sobre lo que quieres innovar, puede que vuelvas a inventar la pólvora. Innovar es un proceso muy complejo, en el que se debe empezar por hacer un análisis exhaustivo de todo lo que ya existe, ver su funcionamiento, cómo ha evolucionado, así como estudiar los problemas y las oportunidades en las que basaremos la novedad. Para llevar esto a cabo de la manera más eficiente, en elBulliLab se está desarrollando una metodología de trabajo que pretende reorganizarlo todo: Sapiens. Sapiens parte, precisamente, del problema de que la desorganización y la gran abundancia de información que encontramos en relación al mundo de la gastronomía entorpece la innovación en este campo. Por...
Lo siento: te falta inexperiencia

Lo siento: te falta inexperiencia

Los niños del futuro ya no nacerán con un pan debajo del brazo, sino con un portafolio con el que justificar su experiencia durante los 9 meses que hayan pasado en el vientre de su mamá. Y es que en efecto, una de las palabritas mágicas y más repetidas del sector empresarial hoy en día es el término “experiencia”. Con ella, justifican todas las cosas que vayan a poder perjudicarte: si no te pagan es porque el trabajo te sirve para adquirir experiencia; si no te contratan o te despiden es porque te falta experiencia; si no te dan ni las gracias por tu esfuerzo es porque se la tendrías que haber dado tu a ellos por ofrecerte la oportunidad de ganar experiencia. Experiencia por aquí, experiencia por allá… ¿No os pasa que cuando decís mucho una palabra acaba por perder su sentido? Pues con esta pasó hace ya tiempo. Pero… ¿Os habéis preguntado alguna vez qué es la experiencia y por qué es una cualidad tan bien valorada socialmente? La explicación es que las empresas y el personal de recursos humanos lo ven como un modo de no fracasar en el intento de elegir a sus candidatos ideales: si tienes experiencia es porque has trabajado antes, si has trabajado antes se supone que puedes mostrar y explicar tu trabajo y, de este modo, la empresa puede pensar que sabe si se equivoca o no eligiéndote antes de que hayas podido siquiera parpadear dentro del lugar de trabajo. La paradoja es que cualquier persona que haya cursado unos estudios superiores, sean del tipo que sean, acaba su formación a...
Interrogantes que nos unen

Interrogantes que nos unen

Con esta entrada empezamos a abrir nuestro particular cajón de caos ordenado para que no solo sepáis lo que hacemos, sino también lo que sentimos y lo que opinamos. Empecemos por el principio… ¿Qué hacemos los miembros del equipo Talentum en elBulliLab? Pues precisamente esto: muchas preguntas. Y cuando les damos respuesta, nos las volvemos a preguntar. Al principio, incomoda encontrarse a uno mismo teniendo que estar constantemente preguntándose preguntas y respondiendo respuestas. Pero pronto se convierte en una especie de droga, que te hace depender constantemente de los signos de interrogación. No miento si digo que he utilizado más estas teclas del ordenador en tres meses que en toda una vida. A pesar de que nuestro trabajo no tiene un camino definido y se dirige hacia varias direcciones a la vez, puedo afirmar que todo lo que hacemos siempre gira en torno a una pregunta: ¿cómo se debe crear una startup? Y de esta se derivan una gran cantidad de cuestiones a resolver. No se trata de algo sencillo de contestar, pero, a decir verdad, nada que sea apasionante lo es. Si en un proceso normal esta gran pregunta ya traería consigo una larga lista de cuestiones subyacentes, imaginaos cuán larga se hace cuando trabajas dentro de un sitio como este, con una cabeza pensante como Ferran Adrià y con un equipo de personas que vienen de disciplinas tan diferentes entre sí –como filosofía, gastronomía, historia, diseño, informática…–, mezclando ciencias y letras como nunca antes se había hecho. La multidisciplinariedad es uno de los aspectos que más nos llamó la atención a todos al entrar en este proyecto...